• Phone: +1 (310) 339-0930
  • Email: info@lamercafactory.com

El emprendedor, un figura resaltante en los últimos años.

Anteriormente lo común era tener un empleo, ahorrar y retirarnos a una edad tardía. Hoy en día los pensamientos han cambiado y evolucionado, la figura del emprendedor resurge y suena muy a menudo. Pero alguna vez te has preguntado ¿qué es un emprendedor exactamente?

Se denomina emprendedor a aquella persona que identifica una oportunidad y organiza los recursos necesarios para atraparla. Es habitual emplear este término para designar a una persona que crea una empresa, que encuentra una oportunidad de negocio, o a alguien quien empieza un proyecto por su propia iniciativa.

¿Qué hace a una persona emprendedora?

Una persona emprendedora no se nace, se hace. En ello influye mucho el espíritu, esfuerzo, disciplina y ejemplos o mentores. Si desde pequeños inculcamos ese sentimiento de luchar ante las adversidades y crear nuestro propio camino, los emprendimientos cada vez serán más efectivos y exitosos.

Ahora bien, ser comerciante o abrir un negocio no necesariamente significa emprender, ya que el emprendedor es aquel que crea una oportunidad donde otros vieron obstáculos, es decir es una persona innovadora y en búsqueda constante de aprendizaje.

Debe ser una persona competente y flexible a la hora de luchar ante cualquier inconveniente que se atraviese a su estrategia, además no le teme al fracaso. Son personas con ilusiones, llenas de energía y de creatividad, tienen confianza en sí mismos, se comprometen totalmente en asumir sus riesgos y responsabilidades para cumplir las metas.

Una característica resaltante, es que el emprendedor es capaz de descubrir oportunidades que otras personas no ven o no les interesan. Primero se detecta una necesidad y luego reúne la mano de obra, los materiales y el capital que se necesita para satisfacer dicha necesidad, creando oportunidades en el mercado tanto para clientes como fuentes de trabajo.

 ¿Cómo ser un emprendedor?

Además de tener las cualidades y características anteriormente mencionadas, es vital sacarles provecho a las mismas de acuerdo al objetivo fijo que se tiene. Sin un rumbo o plan a seguir, el emprendedor se convierte en un soñador más, pues sus metas no serán plasmadas a la realidad.

Atención a las oportunidades

Debes mantener tu enfoque con todos los sentidos alertas para captar las oportunidades de negocios, por lo que se recomienda poner atención a cómo se mueven los mercados en cuanto a tendencias, nuevas modas, necesidades, gustos y preferencias de los consumidores.

Reúne recursos

Cuando se detecta una buena oportunidad, es momento de activar la parte de los recursos. Ya sea recursos propios, financiados o por socios, lo ideal es crear un plan definido que abarque todos los elementos necesarios para llevar a cabo tu proyecto.

Poner en marcha tu negocio

Se recomienda minimizar el riesgo analizando, preparando y planificando bien los objetivos, estrategias y cursos de acción.

En definitiva, el emprendedor es quien hace que las cosas sucedan y en nuestros tiempos actuales, es una figura que ha cobrado gran protagonismo en el mercado. Es común cada día ver nuestro proyectos gracias a la tecnología e innovación que está al alcance de nuestras manos, solo hay que saber aprovechar las oportunidades y decidirnos a dar el primer paso.

Leave a Comment

Contactar por whatsapp facebook